Diferencias entre detectives privados y espías | Contratar detective privado

Diferencias entre detectives privados y espías

Es muy común confundir las competencias y ejercicio profesional de un detective privado y un espía.

Ambos realizan investigaciones, seguimientos y documentan evidencias. Sin embargo existe un mundo de diferencias que no son tan sutiles como muchas personas creen.

Cuando un cliente contrata a un detective privado, está solicitando unos servicios muy diferentes a cuando decide contratar a un espía.

Los métodos y resultados de las investigaciones realizadas por un detective privado difieren moral, ética y legalmente de la labor de un espía en un sinnúmero de formas.


¿Quién es un detective privado?

Diferencias entre detectives privados y espías | Contratar detective privado

Cuando una persona decide contratar a un detective privado, está ejerciendo un acto legítimo y protegido por la ley. Sin embargo, aún existen muchas lagunas en el conocimiento público de las labores de ambos.

Evaluemos conceptualmente, los elementos fundamentales que diferencian a un espía y a un detective.

Legalidad

La Ley de Seguridad Privada, contempla la existencia de despachos de detectives privados, así como el de profesionales autónomos.

Esta ley, establece los parámetros, requisitos legales y ámbitos de competencia de los detectives en España. 

A través del Ministerio del Interior, se pautan los requisitos fundacionales que rigen la actividad de detectives y otorga una licencia de actividad, a todos los miembros inscritos en el Registro Nacional de Seguridad Privada.

Dentro de los requisitos que debe cumplir un detective privado, a fin de obtener la licencia de ejercicio, figuran:

  1. Ser mayor de edad, de nacionalidad española o de la UE.
  2. Haber superado los exámenes de aptitud física y psicológica autorizados.
  3. Tener un título universitario en investigación privada o algún curso homologado.
  4. No tener antecedentes penales.
  5. No haber sido sancionado por infracciones a las leyes de Seguridad Privada y/o Protección de Datos.
  6. No haber sido separado de algún cuerpo de seguridad del Estado, Policía o Fuerzas Armadas.
  7. Superar las pruebas de comprobación establecidas por el Ministerio del Interior.
  8. Realizar los cursos de actualización pertinentes.

Por otro lado, un despacho de detectives privados o un detective autónomo en ejercicio, debe obtener una licencia expedida por el MI, para la cual, debe cumplir una serie de demandas adicionales.

La inscripción en el Registro Mercantil, la disponibilidad comprobada de medios físicos y económicos para ejercer las labores y la contratación de un seguro de responsabilidad civil profesional, son tan solo parte de los requerimientos.

Probidad y Pertinencia

Partiendo del hecho que la actividad profesional de un detective privado, es un acto legal y legítimo, sus actuaciones y conclusiones, tienen absoluta pertinencia en el ámbito legal.

Los informes conclusivos de la investigación de un detective privado, pueden ser usados como evidencia incriminatoria o atenuante ante un juzgado.

Es muy común que un juez, solicite la experticia, peritaje y opinión de un detective privado en el caso de juicios de toda índole. Siendo sus conclusiones, admitidas como elemento probatorio.

Seguridad

Contratar a un detective privado, conlleva para el cliente unos elementos de seguridad destinados a su protección.

Dado que son agencias de público conocimiento, con direcciones físicas y con licencias emitidas, los detectives deben cumplir una serie de procedimientos destinados a resguardar la seguridad y confidencialidad del cliente e incluso, del sujeto de investigación.

Los detectives privados, se rigen bajo un código de ética que regula:

  • La revelación de datos confidenciales.
  • Protección de la identidad personal .
  • Resguardo de la integridad física del sujeto.
  • Garantizar la inviolabilidad del hogar y privacidad del sujeto de investigación.
  • Uso de medios de investigación físicos, electrónicos o informáticos que violen las leyes vigentes.

Conociendo las características principales de un detective privado. Demos un pequeño vistazo a la figura del espía.


¿Quién es un espía?

Diferencias entre detectives privados y espías | Contratar detective privado

Un espía, es una persona que se dedica a la investigación, seguimiento, recaudación de datos y sustracción de información, de manera ilegal y sin ningún tipo de regulación.

La actividad del espionaje, está proscrita en casi la totalidad de los países del mundo y, en los casos que atañen a la seguridad nacional, se castiga muy duramente. Incluso, en algunos países, el espionaje es penado con la pena capital.

No todos los espías realizan labores de inteligencia para potencias extranjeras. Existe una realidad más tangible, dedicada al espionaje industrial, comercial e incluso personal.

La utilización de medios ilegales como la intervención de teléfonos, hackeo de equipos electrónicos o la utilización de coerción, como método de obtención de información, es parte de las prácticas habituales de un espía.

Contratar a un espía, convierte al contratante en cómplice y autor intelectual de un hecho punible.

Por lo tanto, la mejor opción siempre será contratar detectives privados profesionales, legales, que actúen con ética, seriedad y profesionalismo. En Qdetective, tienes a tu disposición la mayor base de agencias y detectives independientes de toda España. Aquí encontrarás de manera muy sencilla y gratuita, los mejores profesionales, siempre dispuestos a prestar un servicio eficiente y con resultados óptimos.

social proof for website