¿Qué es, para qué sirve y qué valor tiene el informe de un detective privado?

¿Qué es, para qué sirve y qué valor tiene el informe de un detective privado?

36 / 100

Un detective privado, bien sea como un profesional autónomo o bajo la representación de una agencia, esencialmente es un investigador. Su área de competencia, se dedica a la recaudación de pruebas documentales, fehacientes y comprobables, sobre un hecho específico.

Mediante la presentación de pruebas audiovisuales como fotografías, grabaciones de audio o vídeos, un detective puede presentar a un cliente contratante, pruebas sobre un hecho específico.

Las agencias y detectives profesionales, al final de un ciclo investigativo, realizan un informe sobre su investigación.

Ahora bien, cabe realizarse las siguientes preguntas.


¿Qué es un informe de un detective?

Cualquier investigación se basa en las mismas bases conceptuales:

  1. Planteamiento de un problema
  2. Formulación de una hipótesis
  3. Recaudación de información
  4. Análisis de datos
  5. Comprobación o rechazo de la hipótesis
  6. Presentación de resultados
  7. Conclusiones del estudio

Siendo el detective privado un investigador, debe desarrollar su labor en torno al desenvolvimiento de una pesquisa, que comienza con una solicitud de un cliente.

Es el cliente, quien hace el planteamiento del problema y su respectiva hipótesis. El detective privado se encarga de recopilar información, analizar datos y presentar al cliente un informe para su estudio.

Dentro del código de ética del detective, no está contemplado la aptitud de comprobar o rechazar hipótesis, estas deben hacerse por parte del cliente. En pocas palabras, el detective privado, es un investigador que se encarga de recopilar información y analizar datos.

Esta información recopilada a lo largo de una determinada investigación, sigue una metodología que queda expuesta en un informe final.

El informe detective privado expone:

  • Metodología de la investigación
  • Objeto  y sujeto de la investigación
  • Periodo calendario 
  • Horas destinadas
  • Informe de datos
  • Anexos audiovisuales
  • Análisis de datos

Como vemos, no se emiten opiniones, conclusiones o juicios de valor sobre el sujeto investigado, objeto de la investigación u otras variables inherentes al caso.


Informe detective privado como base de pruebas

Los juzgados penales, civiles, mercantiles, de familia y administrativos, admiten informes de detectives privados como alegatos o agravantes en un juicio.

Abogados defensores, acusadores, fiscales o incluso los mismos jueces, llaman a declaración a detectives para exponer los detalles de su investigación como soporte a un informe presentado como prueba en un juicio.

El prestigio y credibilidad de un determinado detective, es un valor de peso en la admisión y cuantificación del valor de las pruebas expuestas durante un juicio.

Para que este informe sea válido y contundente, el investigador debe tener una licencia de operación emitida por el Ministerio del Interior, homologada y en validez.


Informes más comunes

Los informes de los detectives privados de mayor demanda, son los relativos a juicios civiles, mercantiles y de familia.

Los casos de infidelidad, aunque son uno de los casos de mayor solicitud en las oficinas de las agencias, no son necesarios en juicios de divorcios y/o separaciones. La Ley de divorcios en España, admite que con sólo la manifestación de voluntad de una de las partes, sea suficiente motivo para abrir un expediente de divorcio.

Por lo tanto, la prueba de una relación amorosa extramarital no es necesaria en un juicio de divorcio, no teniendo el informe detective privado relevancia en el ámbito judicial, pero sí en el personal, como forma de obtener información del comportamiento de una pareja.

Sin embargo, el informe se toma en consideración en los casos de familia, cuando se decide la custodia de menores, tenencia del domicilio conyugal o separación de bienes gananciales.

Otro de los informes de mayor número de peticiones tiene en los despachos de detectives, son las comprobaciones de fraudes a empresas, compañías aseguradoras, seguridad social y otro tipo de estafas laborales.

La comprobación de manejos ocultos y maliciosos por parte de socios, acreedores y clientes por parte de empresas en juicios mercantiles, son también parte de la labor diaria de detectives privados.


Contratar a un detective

Escoger cuidadosamente el detective privado a contratar, es una de las tareas más delicadas que debe hacer cualquier persona que necesite de éstos servicios.

En primer lugar, existe una alta oferta de detectives privados, sin embargo, no todos cuentan con la acreditación correspondiente, licencias expedidas por el Ministerio del Interior o un código de ética colegiado.

Contratar a un detective no profesional, podrá eliminar cualquier resultado de investigaciones realizadas por éstos ante un juicio formal.

El primer requisito que confirman tanto los letrados, la fiscalía y los jueces, son las credenciales válidas del investigador privado para la admisión de sus informes en un juzgado.

La manera más segura de hacer estas comprobaciones y a su vez realizar la contratación de manera rápida, económica y sencilla, es, en caso de no tener referencias, confiar en algún asesoramiento experto, como las selección de detectives que ofrecemos en nuestra web.

social proof for website