Las estafas de Internet más habituales | Detectives online

Las estafas de Internet más habituales

El trabajo de detectives online parece no tener descanso en una época en la que diariamente se multiplican las estafas de internet.

La expansión de las redes sociales, la digitalización de las operaciones bancarias y la facilidad de realizar compras online, se han sumado a la actual modalidad del teletrabajo, para crear un caldo de cultivo idóneo para los delincuentes cibernéticos.


La estafa online en cifras

Tan solo en España, las denuncias por estafas en línea, han subido al séptimo lugar de denuncias policiales al cierre del año 2019. Los delitos cibernéticos han aumentado más de un 88% y han afectado a más de 300.000 familias.

Según datos de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, un pequeño porcentaje de las víctimas realiza denuncias, pues, en la mayoría de los casos, la cuantía del monto estafado no supera los 150€.

Los psicólogos llaman a este fenómeno “culpa compartida” en el cual la víctima se siente tan avergonzada y con tal sentimiento de culpa, que prefiere callar antes que hacer pública su desventura.

Los criminales lo saben. Es por ello, que han perfeccionado sus métodos y han entendido, que es más rentable realizar mil estafas de 10€ que una sola de 10.000€.

El mundo empresarial no ha escapado de ser una víctima más en las estafas online. Tan solo en el año 2019, 2.000 PYMES en España habían denunciado el pago de más de 2 Millones de euros en rescates por secuestro de información o ransomware.

Veamos los que consideran los detectives online, la mayor fuente de ingresos para los estafadores de la red.


Las 5 estafas más comunes

Las estafas de Internet más habituales | Detectives online

Las redes de delincuencia online, parecen ser mucho más grandes de lo que pensamos. Según los cuerpos de seguridad, las grandes mafias internacionales, tienen “divisiones” de crímenes cibernéticos, pues para ellos representan un mercado global, económico y que les reporta miles de millones de euros.

Premios

A través de ventanas emergentes o pop-ups, nos anuncian que hemos ganado un móvil, un reloj de marca o incluso un viaje con todo incluido.

Lo único que tenemos que hacer es pagar el envío o unos pequeños gastos de gestión y que debemos hacerlo inmediatamente o perderemos el premio. 

Estos pagos, por lo general, no ascienden a sumas muy altas y son una pequeña porción de lo que hemos ganado, por lo tanto accedemos a pagar gustosamente.

Obviamente, el premio nunca llega y la página desaparece sin dejar rastro.

Dinero fácil

Haciendo una pequeña labor como llenar un formulario con nuestros datos, completando un juego en línea muy sencillo o pinchando en un enlace expandible, podemos ganar cientos o miles de euros de manera instantánea.

En el formulario, viene inmerso una casilla con los datos bancarios o de tarjeta, insertado un malware en el juego u otros métodos con los que descubriremos que hemos sido timados.

Emails de Seguridad

Una empresa de antivirus envía un “examen” a nuestro ordenador, el cual no hemos solicitado. Nos indican que han descubierto un virus malicioso que puede dañar seriamente el equipo e información.

Debemos ingresar en el enlace y pagar una pequeña cuota de mantenimiento anual, bastante atractiva por cierto, para disfrutar de un antivirus potente y de actualización constante.

Le habremos dado a un ciberdelincuente, los datos de nuestra cuenta, además que le hemos garantizado acceso para la sustracción de dinero de manera voluntaria y sencilla.

Donaciones

Donar para paliar el hambre en África o dar refugio a los niños del mundo ¿Quién puede negarse a eso?

Los delincuentes conocen nuestra debilidad por las causas nobles y han diseñado timos que actúan como puertas de entrada a nuestras cuentas bancarias para poder estafarnos.

Su método preferido es mediante pop-ups, redes sociales o emails con enlaces a ONGs falsas.

Bloqueadores de pantalla

Queremos entrar en nuestro ordenador y la pantalla está bloqueada con el logotipo del FBI o de la Interpol, un escrito dice que desde el ordenador o nuestra dirección IP, se han detectado actividades relacionadas con pornografía infantil, narcotráfico o amenazas a la seguridad nacional.

Inmediatamente, indican que saben que no somos responsables pero que necesitan nuestra ayuda para detener a la red criminal. Que para ello, debemos pagar una suma en bitcoins y que luego nos será ingresada en la cuenta.


Obviamente, son parte de estafas un poco más elaboradas pero que no dejan de ser altamente efectivas, pues utilizan la coerción y el miedo, como vehículo para hacerse con parte de nuestro dinero.

Aunque pareciera que no hay escapatoria, los detectives online recomiendan aumentar las precauciones a la hora de ingresar nuestros datos bancarios, abrir ventanas emergentes o abrir correos de procedencia dudosa.

Sobre todo, nos recomiendan que siempre tengamos presente el viejo refrán que reza que “NO ES ORO TODO LO QUE BRILLA”.

social proof for website